Aquí tienes algunas formas de hacerlo más divertido para tu hijo

  • mix-it-up.png

    Mezcla la leche

    Si a tu hijo no le gusta la leche o es intolerante a la lactosa,* deja que PediaSure ayude a proporcionar las proteínas, el calcio y la vitamina D. Para animar a tu hijo a aceptar la leche, prueba a mezclar en una taza mitad de leche y mitad de PediaSure. Poo a poco ve disminuyendo la cantidad de PediaSure.

  • natural-sweeteners.png

    Endulza de forma natural

    Pon encima de los cereales trozos de frutas en lugar de azúcar. La fruta es dulce por naturaleza, tiene color y es más divertida.

  • toppings.png

    Prueba a agregar "toppings"

    A los niños pequeños les gustan los "toppings". Colocar encima de las comidas menos apetecibles sus “toppings” favoritos y nutritivos puede ampliar el delicado menú de los niños pequeños. Intenta también espolvorear un poco de queso parmesano sobre los vegetales o poner un poco de mantequilla de cacahuate sobre la banana o la manzana.

  • work-wonders.png

    Mezclar puede hacer maravillas

    Si tu hijo rechaza al principio un alimento en particular, prueba alguno de estos consejos:

    • Prepáralo de forma diferente la próxima vez – en lugar de puré de calabaza, prueba a ponerla en trozos en el horno con ajo y romero
    • Deja que tu hijo mezcle el puré de papas con guisantes o maíz
    • Prueba salsa de espaguetis encima de trocitos de carne
    • Deja que mezclen creaciones propias
  • dip-it.png

    Mójalo

    Introduce la fruta y los vegetales en salsas o aderezos—cualquier cosa que sea sabrosa o lo haga más interesante. Prueba a mojar el mismo alimento en cosas distintas para explorar combinaciones diferentes.

  • smoothie.png

    Hazlo un “smoothie”

    ¿Quieres que tus hijos coman más fruta y vegetales? Haz smoothies usando yogur, leche, fruta fresca y vegetales. El sabor dulce de la fruta y el yogur disfrazan el sabor de los vegetales.